LÁCTEOS  PODRÍAN CONTRIBUIR A LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

drug-prescription-for-treatment-medication.jpeg

Si usted es amante de la leche y sus derivados, existe una razón más para mantener el consumo regular de estos productos.

Según el estudio Prospective Urban Rural Epidemiology (PURE), publicado en la revista Lancet, el consumo de lácteos está asociado con una disminución del riesgo de mortalidad y de enfermedades cardiovasculares mayores.  

Los investigadores que lideraron este estudio, indican que  consumir tres lácteos al día, comparado con un consumo de media ración diaria, está relacionada con la reducción de las enfermedades cardiovasculares y la mortalidad entre un 14% y un 23%.

Este estudio se realizó en 136.000 personas con edades comprendidas entre los 35 y 70 años, procedentes de 21 países de 5 continentes.

Francisco Herrera Morales, nutricionista de Dos Pinos añadió “los lácteos tienen otros componentes saludables como aminoácidos, calcio, magnesio, potasio y probióticos, los cuales podrían ayudan a fortalecer el organismo ante enfermedades del corazón”.

Costa Rica con grave riesgo de muertes por enfermedades cardiovasculares. Datos del Ministerio de Salud y la Caja Costarricense del Seguro Social, colocan a las enfermedades cardiovasculares como la principal causa de muerte en el país.

 

Según el Análisis Situacional de Salud para Costa Rica 2018, y la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo Cardiovascular del 2014, los tres factores principales que provocan estas enfermedades son: la hipertensión arterial con el 31.2% de la población, la diabetes que padece el 14.9% de la población, el sobrepeso y la obesidad, que ha aumentado de forma alarmante, en aproximadamente el 66.6% de personas entre los 20 y los 45 años.

 

“Es importante recalcar que las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir si se toman a tiempo las medidas adecuadas, ya sea modificando los hábitos alimentarios,  llevando buen control médico y nutricional y realizando ejercicio supervisado por los profesionales competentes” finalizó el especialista Herrera Morales.

 

Pautas alimentarias para prevenir la enfermedad cardiovascular

 

Seguidamente señalamos algunas de las principales recomendaciones nutricionales para prevenir o controlar los padecimientos del corazón:

 

  • Cereales: consumir al menos un 50% en versiones integrales ricas en fibra dietética.

  • Frutas y vegetales: 5 al día es muy bueno, 8 al día es una meta ideal para el corazón.

  • Lácteos: 3 porciones diarias (leche, yogurt y queso)

  • Carnes: preferir las carnes blancas y los pescados, de esta manera, máximo 2 veces a la semana carnes rojas y al menos 2 veces a la semana pescados ricos en Omega 3 como el atún, salmón, trucha o sardinas.

  • Grasas: Preferir las grasas saludables y reducir las grasas saturadas o trans, así:

  1. Promover el consumo de grasas saludables como los aceites, aguacate, nueces o semillas. De estas opciones idealmente incluir 2-3 porciones diarias.

  2. Limitar las grasas saturadas o trans, evitando el consumo de carnes con piel o bordes de grasa, productos empacados que indiquen grasas trans en su tabla nutricional, frituras o comidas rápidas y prefiriendo las opciones que indiquen menos grasas saturadas..

  • Alimentos bajos en sodio: un producto bajo en sodio es por definición el que en cada porción tiene menos de 140 mg de sodio.     

  • Recuerde adicionar poca sal y consumir la menor cantidad de productos enlatados, empacados o similares y sustituirlos por alimentos más naturales para lograr este objetivo.

  • Bebidas alcohólicas: Consumir alcohol con moderación, esto significa 1 bebida máximo por día para mujeres o 2 máximo para hombres, menos si se puede.

  • Azúcar: Limitar el consumo de postres, confites, etc. Y si consideramos el azúcar de mesa como tal máximo 6 cucharaditas de azúcar diaria. Hay que prestarle mucha atención a las bebidas, galletas y cereales de desayuno porque ahí puede estar ¨oculta parte del azúcar que una persona ingiere diariamente.